lunes, 16 de enero de 2017

Golpe de realidad



No duele haberte extrañado tanto
No duele saber que nunca existí en tu vida
No duele haberme desvelado noches enteras
No duele levantarme por la mañana ilusionado
No duele inspirarme en ti para vencer la rutina
No duele haberte dedicado mis triunfos en vano
No duele haberme enamorado solo
No duele haber soñado contigo

Lo que duele ahora es enfrentarme a la realidad
Despertar de este sueño profundo y asumir que me hace mal seguir durmiendo
Enfrentar la rutina sabiendo que nunca seré correspondido
Vivir ante la incertidumbre de no escucharte decir mi nombre
Estar solitario sin ilusiones sin nada que me aliente a
Seguir adelante
Vivir como zombie una vida sin afecto ni emociones
Caminar y mirar las estrellas sin sentir nostalgia
Cuánto duele saber que la realidad es más dura que la fantasía

viernes, 13 de enero de 2017

Mirando las estrellas




Ver el cielo y preguntarme 
¿Cuántos ojos enfocando su mirada hacia arriba?
¿Cuantos enamorados suspirando por aquella persona que los desvela?
¿Cuántas personas durmiendo mientras estoy desvelado?

Solo me acompaña el sonido del viento
mientras miro al cielo me pregunto
si ha valido la pena aquella decisión apresurada
aquel impulso que tomé sin pensar

¿Valió la pena abandonar mi comodidad para luchar en tierras lejanas?
¿Valió la pena creer en una promesa apresurada?
Son preguntas que me llegan cuando llega la oscuridad
los ruidos del día y el exceso de luz distraen mi conciencia

lunes, 8 de octubre de 2012

La Noche


La negra noche del olvido me espera
y esa espera está que me desespera
esta noche que me espera abierta
y no necesita de ninguna cubierta.

En esta noche terriblemente obscura
ojalá no se me aparezca con un Cura
porque sino ya no tendré más cura
y no me salvará ni una sola procura.

Esta noche que viene muy fiera
y no hay nada que se le interfiera
se aparece como una negra sima
y muy pronto me caerá encima.

Porque quiere acoger mi sombra
y eso de verdad que me asombra
siento que su aliento se aproxima
y yo seré pues la victima próxima.

Siento su roce y como me agarra
como si fuera una afilada garra
que desgarra la piel de mis sentidos
y estos quedarán muy resentidos.

La verdad no sé cómo evadirme
de esta fuerza que va a invadirme
que no puedo ni abrir los brazos
porque parecen fuertes abrazos.

Y siento que la nostalgia me abrasa
como se quema un pollo a la brasa
en esta noche tan cruel y severa
que debería mantenerse a la vera.

¿Por qué es tan cruel esta La Noche?
¿por qué no es como la de anoche?
que fue una noche más tolerante
y ahora viene feroz e intolerante.

¿Por qué será que así se porta?
¿o será que ya no me soporta?
¿o llegó el momento de partir
sin más noches que compartir?

¿Por qué La Noche es tan implacable?
¿qué hago para que sea aplacable?
¿o será ya una noche sin retorno
y sin despedirme de mi entorno?

¿Por qué Noche perturbas mi soledad?
¿o todo esto es debido a mi edad?
pero si lo haces hazlo con propiedad
porque no te pediré nada de piedad.

Por el momento mi corazón late
sólo espero que la fuerza se dilate
y que me suelte cual fácil presa
y de una vez se acabe la sorpresa.

El viento nocturno las hojas agita
y como una hiena La Noche regurgita
arrasa con todos los tallos de lirios
y convierte mis sueños en delirios.

¿Qué será lo que La Noche me reclama?
¿por que ahora está clama que te clama?
¿por qué no dice nada y me advierte?
¿o será que solamente se divierte?

Ya sé, esta Noche sólo quiere mi vida
según La Noche, ella ya está muy vivida
quiere llevarme y quitarme del medio
y para eso utilizará cualquier medio.

A La Noche ya no la veo como negocio
más bien veré como ahora le negocio
siento que cada noche es muy corta
y por ende también mi vida se acorta.

No me importa si se acorta o se alarga
solamente quiero tener una vida larga
pero mientras mi vida llora y solloza
se ríe el enterrador de mano callosa.

El enterrador que me meterá en el foso
donde por fin tendré mi último reposo
sólo quisiera que La Noche me perdone
y todas mis faltas habidas las condone.

¿Sólo dime por qué eres así Noche?
no me hagas pasar una mala noche
y si me haces pasar bien la medianoche
yo te seré muy fiel noche tras noche.

¿Que podré hacer para esto revertir?
¿en qué me tendré que convertir?
¿tendré que encomendarme a Dios?
¿o es el final y el momento del adiós?

Que lo decida la Divina Providencia
y así ya no habrá ninguna evidencia
de que ya no estaré más en la tierra
y todo lo que he pasado se entierra.

Pero un pequeño temor me invade
y es que si hoy La Noche no me evade
el temor de cuando vaya a acostarme
no sé cuánto la noche vaya a costarme.

Tengo el temor de no abrir más lo ojos
porque se me cerrarán como cerrojos
ya no habrá nada más por espectar
y no tendre más un dulce despertar.

Por último sólo le pediré a La Noche
que me deje pasar mi última noche
porque lo que en esta noche yo aspiro
es solamente exhalar mi último suspiro.

Autora: Kandra Celinda Vélez Moro

jueves, 9 de agosto de 2012

Inalcanzable.




Pensamientos caóticos invaden mi mente
Animo frenético como montaña rusa
Estática y lejana figura impresa en mi retina
En mi mente, en mis sueños y frustraciones.

Verte bien, mientras sufro es el peor castigo
Querer estar a tu lado cuando estas lejos
Querer escuchar tu voz cuando no quieres hablar
Querer verte cuando quieres estar sola

Tu, eres la cura para mi largo tormento
Eres el remedio para mi padecimiento
Eres mi talón de Aquiles, mi punto débil
Eres mi estado de coma mi inconsciencia

Eres todo lo que mi realidad quiere ver
Lo que mis ojos quieren llorar
Lo que mi corazón quiere acelerar
Lo que mi mente quiere soñar bajo la luna llena.

lunes, 16 de julio de 2012

Viaje de sueños.




Camino, te busco, pienso en aquel día
Cuando nuestros destinos se cruzaron
Cuando me besaste por primera vez
Y nos dejamos llevar por nuestros etílicos instintos.

Mientras viajas y exploras otras tierras
Camino por polvorientas calles y respiro el aire helado de la noche
Solo me acompaña mi botella y mis cigarrillos
Estoy listo para salir a buscarte al otro mundo

Los primeros sorbos amargos queman mi garganta
Empieza a florecer mi estado de conciencia
Poco a poco voy muriendo, caigo agonizante en un sillón
Entro en un mundo irreal, donde solo habitas tú

Una verdosa luna llena nos observa entre las copas de los arboles
Sentados estamos sobre la hierba húmeda y fría
No hay nada que temer, todo es tan silencioso y solitario
Solo necesitas de un par de palabras para hacerme volar y regresar.

Despierto rodeado de miradas extrañas y preocupadas
Sin respiración, sin movimiento, como un cadáver temporal
Logré regresar a la realidad, odio pensar que te dejé sola
Abandonada en mi mundo, en mi pequeño universo.