domingo, 24 de agosto de 2008

Noche Toledana.


Oscura y fría, nostálgica y melancólica, así te conocí
Muchos te veneran, otros te respetan, algunos temen tu llegada
Mientras todos duermen, yo lucho por mantenerme despierto
Junto a ti, aferrado a tu cuerpo, sintiendo tu silencio
Me he acostumbrado tanto a estar contigo
Que ya formas parte de mi rutina

Cansado de mirar fijamente la luz en medio de la oscuridad
Giro mi cabeza, no me asusta la penumbra
Ya mis ojos se acostumbraron a estar iluminados con estrellas
Puedo ver los paisajes nocturnos, camino rodeado por tu oscuro manto

A tu lado, perdí mi inocencia y como hombre crecí
Saciando la curiosidad que antaño me reprimió
Venciendo la timidez, que en fracasado me convirtió
Pude ver, lo que la mayoría dejó pasar desapercibido
Pude entender, lo que muchos ignoraron
Pude probar lo que muchos, por temor, prefirieron evitar.

Fiel compañera, solo tú conoces mis temores, mi eterna soledad
Sabes de mi amargo silencio a punto de estallar
Las estrellas caen y suenan como tambores en las montañas lejanas
Mirando hacia arriba, la luna me dice que no estoy solo.

3 comentarios:

Gittana dijo...

La noche... complice del corazon...

Alone in the Dark dijo...

Gracias por tus comentarios Gitana.

Rukia dijo...

Hola Javier, pues muchas gracias pro felicitarme por mi cumple, me la he pasado muy bien, ando visitando tu blog, que tengas buenas lunas

:D ruth