lunes, 9 de febrero de 2009

CONDENADOS.


Pasado doloroso me persigue, me doblega
Oscuridad, soledad, odio enfermo me invade
Nadie entiende mis reclamos, la inalcanzable justicia
Juega a las escondidas mientras me defiendo

Todos me piden que cambie, todos quieren mi perdón, mi olvido
Pero todo tiene un precio, nada en la vida es gratis, ¿no lo pueden entender?
El pasado no se olvida, no puedo arriesgarme a repetir mi historia
No me pidan que cambie, los que deben cambiar son ustedes

Detrás del odio irracional se esconde la debilidad
Estarán condenados si no me toleran si no me aceptan como soy
Alimentarán su odio y su rabia, mientras la ceguera
Y los prejuicios manipulen sus débiles mentes.

Condenados a vivir del pasado, a odiar los recuerdos
Mientras la indiferencia y el olvido sean el pan de cada día
Nada cambiará, todo seguirá como siempre, no hay paciencia eterna
Nadie podrá comprar mi perdón, ni callar mi voluntad para gritar.

2 comentarios:

Gittana dijo...

Gritar y escapar... tal vez es la que ve el nacimiento de la AGONÍA TARDÍA ACUMULADA EN EL ALMA...

EVCLL dijo...

Somos reos del pasado, victimarios de nuestro presente, el yo, grita inmarcesible cuan los otros son sus verdugos.