lunes, 8 de junio de 2009

Solo me queda decir ADIOS!


Al momento en que entraste por la ventana y manipulaste mi realidad
me besaste y no supe si estaba soñando o estaba despierto
al estrechar tus manos sentí tu calor rodeando mi cuerpo
al intentar decirte palabras me callaste con un beso.

Mientras llorabas traté en vano de consolarte
traté de hablarte pero no quisiste escucharme
escondiste tu entristecida cara bajo tu larga cabellera negra
como una bruja avergonzada te fuiste por la ventana.

Cuando todo era un festín frenético desperté entre mis humedas sabanas
mi vida se convirtió en una trajedia por negarme a volver a la realidad
prefería seguir habitando el mundo onirico a tu lado
y estar inmerso en el cálido oceano de fantasía y lujuria
por mas que intenté dormir no pude volver a verte, todo acabó.

Resignado y derrotado por el amanecer asesino de los sueños
seguí contemplando tu rostro en los recuerdos de papel sobre la mesa
mi mente luchaba por preservar los recuerdos,
luchaba tratando de evitar que el olvido me los arrebatara.

Sin embargo, hoy solo me queda decir ADIOS!

2 comentarios:

marcela dijo...

es una obra dev arte la manera en que esta escrita es muy buena sin duda es muy profundo casi como el mar

Roxana Giselle dijo...

si muy profunda, me recuerda a mi misma hace un tiempo atras...